martes, abril 21, 2009

frágil

no estoy ni ahí con periodismo. no quiero viajar nunca más. no quiero volver a pisar la u, ni tener que bancarme una clase latera. no quiero que nadie me diga nada por faltar a clases, ni tener que hacer trabajos sobre cosas que no me interesan. no quiero volver a poner mi reloj a las 5.20 . no quiero despertarme otro día y caminar como un zombie triste hacia la ducha imaginando cómo sería tener un día lindo, sin clases, sin buses, sin lata. me gustaría tener una noche sin poder dormir de ansiedad porque me espera un día lleno de cosas tan bacanes que ni siquiera me molestará despertarme temprano. me gustaría no haber elegido tan mal y no pensar estas cosas tan a menudo.

no puedo convivir en paz con una rutina tan muerta.

6 comentarios:

Karinilla dijo...

vaniniiii puchaa u.u
yo opino que si estas encontrando fome venir a viña, inventes algo aca en viña que te motive a venir =D
es una buena idea siempre puede haber algo, busca algo que solo puedas hacer aqui y no en santiago =P.
pucha no quiero verte asi u.u
te kiero muchooooooo

hola dijo...

bah mira esa maquinaria feroz de rutina nos apresa a (casi) todos, pero pues uno se acaba acostumbrando y ya no lo ve tan horrible, porque finalmente todos caemos ahí en sus terribles telarañas. o tal vez lo horrible sea que uno se acabe acostumbrando, vaya. pero sabes, aunque te escapes de ella, yo creo que todos tenemos como una tentación, una obstinación y volvemos otra vez a hacer lo mismo y lo mismo y lo mismo alimentando la rutina. que somos así, no sé estamos condenados a ser rutina.

te aconsejo cuando te sientas así hagas siempre cosas que sólo a tí te hagan sentir, no sé como explicarte, pero a mí me pasa que cuando veo que nada del mundo externo me produce satisfacción, como que intento crear más allá de todo eso.

no sé cómo explicarme, espero que estés mejor pronto, sé que es super fea esa sensación.

besou

Live For Words dijo...

El año pasado me sucedía lo mismo, y hacía dos cosas, una de las cuales ya la haces tú: escribir en el blog, diario, papeles, donde sea. La segunda simplemente era comer chocolates. Engordé mucho, pero eran alucinantes y dopantes maravillosos.
:)

Eduardo Arredondo dijo...

ola vanessa ando borracho y anme acbordé de ti.

te manod un beso aunque se enojue juan y me pida ahorcarme con bufandas y eso

mefuienavion dijo...

nopo vane, no vei que yo quiero estudiar periodismo .___.

Desvío dijo...

me siento igual últimamente, ñee

 
Todos los derechos reservados Pianitou Sociedad Anónima.