jueves, abril 28, 2011

jueves veintiocho

hola diario, te cuento que todo se está yendo a la mierda como dije. el perro sigue pudriéndose y lo veo cada vez que paso por ahí. ya no creo que tenga frío, ahora está muy muerto y eso que alcanzo a ver no son más que costillas rotas. este mes ha sido una basura desde que comenzó, no sé por qué me gustaba, en realidad, y apenas me puedo acordar de un sólo día como excepción a todo esto. las cosas se van enfriando, las distancias son más grandes y mi pena visceral de hace unos días se convirtió en una bolsita de plomo estacionada en mi guata, fría y ajena a las circunstancias. no tengo ánimos de salvarme ni a mí misma, pero puedo seguir cumpliendo algunos roles con mediocridad hasta conseguir que a nadie le interese que los cumpla. si alguna vez tuve fe en algo, ya la perdí por completo. nos vemos.

4 comentarios:

el aguijon del moscardon diesel dijo...

esperaré un tiempo, a ver cómo sigue la vida con cambios y todo

Isabel Margarita dijo...

que cuatico todo... solo queda esperar...

Anónimo dijo...

No dejes que todo se vaya a la mierda. Entiérra a ese perro, desaste de él, dale calor. Que la basura no te ahogue ni te entorpezca. Piensa más en las pequeñas cosas "excepcionales" que nos alegran. No dejes que todo se enfríe ni que te parezcan más lejanas las distancias de lo que son. Intenta darle una vuelta a las circunstancias. Si tú no tienes ánimos, ¿quién los puede tener por tí? Busca tu fe donde la perdiste, quizás siga allí o encuentres otra. Cuando lo consigas -que a nadie le interese- podría ya ser tarde...

mefuienavion dijo...

vivir por inercia.

 
Todos los derechos reservados Pianitou Sociedad Anónima.