jueves, octubre 22, 2009

****

debería estar escribiendo en una hoja de word cosas nada que ver, pero tuve una clase de pensamiento que no puedo dejar pasar. hoy me dí cuenta de que todo se muere, incluso las personas que nunca pensé que morirían, se mueren. me da pena porque sé que no fue de un día para otro, pero ahora comparo esta sensación indiferente con otras que en algún momento fueron muy intensas y pienso en cómo es posible que todo cambie tan abrupto y me siento una mentirosa, pero sé que no lo soy. la verdad es que sentirse indiferente a algo es terrible, no es bacán como alguna vez pensé que sería. es horrible. es penoso.

ahora me siento como esas minas desabridas de las películas que nunca lloran porque están ni ahí con todo. pero yo estoy ahí, aunque no sé dónde, pero estoy.

1 comentarios:

Supermariscow dijo...

las minas de las películas nunca lloran porque son malas actrices y no se dan cuenta que la muerte no es algo que sale en un guión, es algo que efectivamente pasa cuando menos uno se da cuenta.
uno no debería sentirse mentiroso por permitir que las cosas mueran, creo.

 
Todos los derechos reservados Pianitou Sociedad Anónima.