domingo, junio 13, 2010

las bandas de mi vida I

jorge gonzález debe ser uno de los pocos ídolos de pendeja que sobrevivió al cambio de folio. estoy segura de haber escuchado a los prisioneros, por primera vez, en la radio destartalada de mi papá, mientras se sentaba en el patio a lustrar mis zapatos y los suyos para el lunes. aunque en esos años todavía no era capaz de entender lo que querían decir sus melodías gritonas, algo en la manera en que él los cantaba me hacía suponer que eran una cosa aparte de las cancioncitas de amor que se escuchaban todos los días, a todo volumen, en las calles del barrio.

los prisioneros llegaron a mis oídos como el primer ejemplo de la música con ganas de decir algo sobre lo que yo veía todo el tiempo, algo sobre lo que algunas veces comentaban los más grandes, algo en serio. quizás fue eso lo que llamó mi atención de cabra chica agrandada, y fue así como, intentando imitar a mi viejo, me volvi fanática de una banda que nada tenía que ver con mi edad, aprendiéndome cada estrofa y encontrándolos más y más bacanes a medida que los iba entendiendo.

hasta ahora me resulta complicado imaginar esos carretes ilegales que tantas veces me relató mi viejo, donde la noche era el momento ideal pa gritar las canciones de gonzález y soltar un poco la pica por la mierda que se estaba viviendo. en mi mente siempre se produjo una contradicción a causa de esa mezcla rara que fue tener 20 en una época tan penca y la sensación de encontrar en la música la posibilidad de refugiar las ideas que nadie quería pronunciar sin melodías que las hicieran pasar piola. a veces me da un poco de envidia, lata de no haber nacido en una generación que los fines de semana vacilara al ritmo de hits tan potentes como "no necesitamos banderas". pero mala cuea.

la música de ahora, si reclama, lo hace piolita, artísticamente. y yo a veces sólo tengo ganas de poner la radio y volver a escuchar algo que me haga pensar, algo que me mueva una neurona, eso mismo que hace tanto rato gonzález y cía. hicieron con mi mente de pendeja. la verdad es que lo conceptual ya me tiene podrida.

3 comentarios:

isocronia dijo...

Siempre es agradable leer un estilo claro y sin ambiciosas pretenciones; a lo mejor te pareces más de lo que crees a González y cia y yo estoy en ese patio viendo que alguien dice lo que a veces quiero decir.

o a lo mejor no
pero hay veces en que uno quiere creer cosas
y otras veces saludar, cómo hoy.

el aguijon del moscardon diesel dijo...

yo viví algo de la euforia de los prisioneros en mi país (colombia) y fue bastante fuerte e inolvidable. en mi opinión claudio narea también fue muy importante para el grupo. un saludo, y ya vendrá mejor música, para música intensa tiempos intensos

Juan - Ignacio dijo...

me pesco de la lanceta del moscardón para decir que no tenemos tiempos intensos.

Somos sosos.

Pero hay que ver
que eso es porque no tenemos mucho por lo que llorar. No nuestro, por lo menos.

Por eso se cantan puras consheptualidadeh.

Por el otro lado de la moneda, muy bien escrito. Partir con los zapatos en lustre me puso un té mental en las manos y en atmósfera intimista. Good.

 
Todos los derechos reservados Pianitou Sociedad Anónima.