martes, mayo 31, 2011

hola otra vez

la vida se me puso más difícil de lo normal de un día para otro, tengo que decirlo, y en medio de todo eso no pude menos que tirarte un poquito de la mano hacia el vacío. por un momento pensé que todo se iba a la mierda, una sensación horrible en mi guata que por fin se desvaneció. eres como una casita fuerte, a prueba de viento y tormentas y resististe mientras yo misma soplaba muy fuerte. ya no puedo explicar lo que siento cuando te miro, cuando veo cuánto ha crecido tu pelo y cuando tienes cara de cansado. tomaría cualquier plan y lo dejaría en una cajita mientras encuentro un lugar donde puedas dormir, una cocina donde hacerte tostadas y un almacén donde comprarte una cajita de jugo. aunque hablemos de las cosas que están sucediendo a nuestro alrededor y nos pongan tristes, aunque no estemos de acuerdo en cómo ayudar a resolverlas, encuentro un refugio en tu sensibilidad, en los miedos compartidos y por sobre todo en los sueños, los grandes y los pequeños que, por alguna razón, han comenzado a saludarse y sonreírse desde tu vereda y la mía.

3 comentarios:

Konini dijo...

:)

mefuienavion dijo...

te cuidan

Anónimo dijo...

Qué bueno que sientas lo que dices.

 
Todos los derechos reservados Pianitou Sociedad Anónima.