martes, octubre 18, 2011

la vidita

la decepción, esa palabra. la gente que lo odia a uno por cosas que uno no cacha. la realidad que es más culiá de lo que parecía. un hoyito grande en mi guata, un vacío peor que el hambre y el no cachar pa dónde empujar. no quiero deshacerme de lo que pienso como si fuera algo no adecuado sólo porque no se subordine a una empresa culiá. no lo voy a hacer aunque tenga que andar así de triste, defendiendo mi derecho a hacer la pega como yo siempre quise hacerla, con cero pesos en mis bolsillos pero la dignidad bien apretada en mi mano. nadie puede quitármela, ni en nombre del éxito, ni en nombre de disfraces e inconsecuencias culiás. y me da tanto asco, tanta pena y tanta rabia esta gueá que prefiero no seguir escribiendo.

6 comentarios:

dobbs dijo...

heroica, pero complicada la vida del que no se vende, del que no se subordina al fascismo social por unos ceros más en el cheque de fin de mes. dificil no ser victimario cuando se es una victima del modelito socioeconómico. esa vida activa que algunos llevan, oculta el signo del suicidio social, de las penurias por no someterse, y si se somete, también está detrás el suicidio del sí mismo.

mefuienavion dijo...

voh firme noma

M i s a o dijo...

Preferible sentir asco por el mundo que por uno mismo

:) Saludos

el aguijon del moscardon diesel dijo...

esa es la vidita, como tu muy bien la llamas, pero teniendo la dignidad bien apretada en la mano se va a convertir en la gran vida, con todos los obstáculos del caso. recomendaría que no te hagas aliada de la tristeza, las sonrisas funcionan mejor aunque parezca una tontería

L Felipe Alarcón dijo...

"Una cosa es morirse de dolor
y otra cosa es morirse de verguenza
(...)
Uno no siempre hace lo que quiere
pero tiene el derecho de no hacer
lo que no quiere".

Anónimo dijo...

Sigue escribiendo, prefiere seguir escribiendo. Un abrazo y un beo para ti y los tuyos

 
Todos los derechos reservados Pianitou Sociedad Anónima.