lunes, octubre 31, 2011

la indiferencia es la muerte



Para mucha gente, la verdadera pérdida del sentido político es afiliarse a una formación de partido, aguantar sus reglas, su ley. También muchas personas, cuando hablan de apoliticismo, se refieren ante todo a una pérdida o una carencia ideológica. No sé lo que pensará usted. A mi parecer, la pérdida política es ante todo la pérdida de uno mismo, la pérdida de la ira y también de la dulzura; la pérdida del odio, de la facultad de odiar y de la facultad de amar; la pérdida de la imprudencia y de la moderación; la pérdida de un exceso y la pérdida de un equilibrio, la pérdida de la locura, de la inocencia, la pérdida del valor, así como de la cobardía, del espanto frente a todo, de la confianza, la pérdida del llanto y de la alegría. Esto es lo que yo creo.

— Marguerite Duras, La pérdida política

4 comentarios:

●₪[Diego]₪● dijo...

ya estaba haciéndote un queque y sacando los billetes pa cargarte el pase, jajaja!
Lástima no sean tuyas esas líneas, por que poooouta que son certeras. Al menos para mí.
Saludos vane ciudadana!

●₪[Diego]₪● dijo...

....ah, sí! se me había olvidado decirte que inauguré un nuevo blog donde le tengo más opinión que reflexiones personales, pasa a verlo a ver si te interesa:
http://vomitopinante.blogspot.com

K209 dijo...

me gusta.

Carola Josefa dijo...

Bacan, me gustó :)

 
Todos los derechos reservados Pianitou Sociedad Anónima.