domingo, enero 03, 2010

oye.

aún no cacho que tengo 20. a esta edad ya no debería tener por lugar ideal para la confesión un carrete. menos si la circunstancia ideal es que yo esté ebria. soy un desastre, con imaginación desastrosa. estoy pensando seriamente en que debería comprarme una pascualina para escribir estas cosas y dejarme de huevear.
estoy pensando seriamente en terminar con el misterio.






¿otra pista?

4 comentarios:

dobbs dijo...

no deja de tener cierta ambivalencia tu historia. es cómica y seria a la vez. sin duda no debería ser un compañero ideal el alcohol, mucho menos para confesar. y además no sirve en estados de animo decaido, aumenta más la sensación de tristeza. ojalá las otras historias sean más alegres.

me gustaría poder hablar por otro medio, msn, por ejemplo, te tinca?¿

Saludos, cuidate.

Supermariscow dijo...

la Pascualina es la mejor amiga para la mujer moderna, deberías tomarla en cuenta :D
no como el alcohol que genera estados muy feos, muy feos. pero es un buen amigo igual :(

Sentient dijo...

El otro día, me compré un caleidoscopio, hace años que lo anhelaba y no se porque razón no lo había comprado antes, ese mismo día fui a concha y toro a beber una antillanca, mientras la pileta me himnotizaba y pensaba que el agua cuando rebotaba arriba de las luces parecían pájaros, pinté un poco, pero hace tiempo no pinto nada que me llene, y ahora pensé en escribirte y que no debes tener la más mínima idea que hace bastante tiempo también sigo tu blog, que últimamente te noto, o te leo con un tono melancólico . y bue también me hizo pensar en las cosas que pasan, que me involucran y que desconosco.
que estes bien vanne

MiReS dijo...

Dale, otra

 
Todos los derechos reservados Pianitou Sociedad Anónima.